Parroquia de San Jose de las Matas

Ven a celebrar Alborada

 
(Ven a celebrar el amor de Dios, 
se derramará como agua limpia 
empapando nuestras vidas 
de su presencia.)(Bis)
 
Os aseguro que Yo estaré 
cuando dos o más por Mí os reunáis; 
es la mejor forma de crecer 
en nuestra amistad, 
en nuestra amistad.

 
Estribillo
 
Nos has traido al desierto
para hablarnos al corazón
y transformar nuestras vidas
con tus palabras de amor,
palabras de amor.

 
Estribillo
 

Aleluya del silencio María Ostiz

Escuchar el aire
cuando en la mañana azul
todas las estrellas duermen 
al nacer la luz.

Cuando el arcoiris llora
sólo el aire escucharéis,
llamas que no queman rezaréis.

Todo corre de prisa sin ver,
nada despide color,
nuestras manos sólo piden amor,
nuestras voces gritaráááán,
unidas siempre cantarán.

 
Aleluya, aleluuuya. Aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluuuya. Aleluya, aleluya.
 
Para los que sufren
al otro lado del mal,
los niños que lloran
sin saber por qué llorar.

Para los que pasan hambre,
para los que tienen sed,
llamas que no queman rezaréis.

Salmos encendidos
como ríos secos van,
sólo en campo verde crecerán.

Todo corre de prisa sin ver,
nada despide color,
nuestras manos sólo piden amor,
nuestras voces gritaráááán,
unidas siempre cantarán.

 
Estribillo
 

Ofertorio Eduardo Ortiz Tirado

Esto que te doy es vino y pan, Señor,
esto que te doy es mi trabajo,
es mi corazón, es mi alma,
es mi cuerpo y mi razón,
el esfuerzo de mi caminar. 

 
Toma mi vida, ponla en tu corazón.
Dame tu mano y llévame.
Cambia mi pan en tu Carne
y mi vino en tu Sangre
y a mí, Señor, renuévame, 
límpiame y sálvame.
 
Esto que te doy, mi vida es, Señor, 
es mi amor, también es mi dolor, 
es la ilusión de mis sueños, 
es mi gozo y mi llorar, 
es mi canto y mi oración. 

 
Estribillo
 
Esto que te doy no solo yo, Señor,
esta voz también es de mi hermano,
es la unión la paz y el orden, 
la armonía y felicidad,
es un canto en comunidad.

 
Estribillo
 

Santo Zaireño José María López (coro de la Parroquia de Santo Domingo, Ourense )

(Santo ooooo, santo. ¡Hosaanna!)(Bis)

 
(Hosanna hey, hosanna hey. 
Hosanna a Cristo, Jesús.)(Bis)
 
(Los cielos y la tierra están llenos 
de tu Gloria, Señor.)(Bis)

 
Estribillo
 
(Bendito el que viene en el nombre,
en el nombre tuyo, Señor.)(Bis)

 
Estribillo
 
(Santo ooooo, santo. ¡Hosaanna!)(Bis)

 
Que bien se esta aquí, Señor
No hay otro lugar donde estar mejor
Tu mano nos guía
Tu amor nos protege
Confiamos en ti. (BIS)
 

Seremos tus manos
Para construir un mundo nuevo
Seremos tu boca
Para no callar la verdad
Seremos tus ojos
Para mirarnos con ternura
Y tu misericordia
Para escuchar sin juzgar.

Dijiste "sí" Luispo (P. Luis Poveda Talavera)

 
Versión Parroquia san Bruno-Misa de 20h:
 
Intro:
    

Dijiste "sí" 
y la tierra estalló de alegría.
Dijiste "sí"
y en tu vientre latía divina la Salvación.

 
Hágase en mí, de corazón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

(María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
 en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de Dios Redentor.)(Bis)
(Si se termina aquí el canto, en el bis: 
primavera de Dios Redentor.)
 
Gabriel tembló, 
conmovido con tanta belleza,
Madre de Dios, 
cuélame en tu mirada de amor de la Anunciación.

 
Hágase en  mí, de cora zón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

(María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de un Dios Redentor.)(Bis)
(Si se termina aquí el canto, en el bis: 
primavera de Dios Redentor.)
 
Nota: en el estribillo final, sea cuando sea, 
en el bis, la segunda voz dice: Ave María.

 
Versión original:
 
Intro:
    

Dijiste "sí" 
y la tierra estalló de alegría.
Dijiste "sí"
y en tu vientre latía divina la Salvación.

 
Hágase en mí, de corazón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
 en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de Dios Redentor.
 
Gabriel tembló, 
conmovido con tanta belleza,
Madre de Dios, 
cuélame en tu mirada de amor de la Anunciación.

 
Estribillo final (bis):
Hágase en  mí, de cora zón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de un Dios Redentor.
(en el bis: primavera de Dios Redentor.)
 
Nota: en el estribillo final, en el bis,
la segunda voz dice: Ave María.