Parroquia de San Bruno

Preparad el camino Godspell

 
(Preparad el camino al Señor
y escuchad la palabra de Dios.)(Bis)
 
Voz que clama en el desierto:
"Preparad el camino al Señor",
haced rectas todas sus sendas.
Preparad el camino al Señor. (Para ir al estribillo final)

 
Estribillo
 
Voz que clama en el desierto:
“Preparad el camino al Señor”,
mantened las manos unidas.
Preparad el camino al Señor.

 
Estribillo
 
Voz que clama en el desierto:
“Preparad el camino al Señor,
desterrad el odio y las penas.
Preparad el camino al Señor. 

 
Estribillo
 
Voz que clama en el desierto:
“Preparad el camino al Señor”,
desterrad la mentira por siempre.
Y escuchad la Palabra de Dios.

 
Estribillo final o tras cada estrofa (1 vez):
Preparad el camino al Señor
y escuchad la palabra de Dios.
 

Adviento Betsaida

Os anunciamos el gozo de Adviento
con la primera llama ardiendo.
Se acerca ya el tiempo de salvación,
abre las puertas de tu corazón.

 
(Canten con gozo, con ilusión.
Ya se acerca el Señor.) (Bis-opcional)
 
Os anunciamos el gozo de Adviento
con la segunda llama ardiendo.
Dios, Padre, en su gloria nos muestra su Amor,
abre tu alma a Jesús, Salvador.

 
Estribillo
 
Os anunciamos el gozo de Adviento
con la tercera llama ardiendo.
El tiempo se acorta, ya viene el Señor.
El mundo se alegra en tan buen Redentor.

 
Estribillo
 
Os anunciamos el gozo de Adviento,
miren la cuarta llama ardiendo.
La luz de la estrella nos lleva a Belén,
acoge a Dios Niño que ahí va a nacer.

 
Canten con gozo, con ilusión.
(Ya se acerca el Señor.)(Bis)
 

 
El Señor está cerca,
alegraos en Él. ¡Alelu-u-u-uya-a!
Alegraos en Él, alegraos en Él,
alegraos en Él. ¡Aleluya!
 
Que se alegre el desierto
y exulte la tierra,
como renuevo que brota 
es la venida de Dios.
Que se alegre el humilde
y el de alma afligida,
el Señor es poderoso, 
sabe hacer maravillas.

 
Estribillo
 
Que se alegren los pobres, 
los que están oprimidos,
viene un día de gracia, 
de victoria y justicia.
Que se alegre el hambriento 
y el sediento de Dios,
una mesa abundante 
les prepara el Señor.

 
Estribillo
 
Que se alegren los jóvenes, 
ancianos y niños,
se tomarán de la mano 
en señal de concordia.
Que se alegre el creyente 
y todo hombre que espera,
de quienes buscan a Dios 
la salvación está cerca.

 
Estribillo
 

Repartirás tu pan Coro En Clave de Dios-anterior Juvenil San José Artesano

Junto a Ti, Señor, 
mi alma se siente feliz,
y tu compañía es necesaria para mí.
La seguridad 
de tu presencia siento en mí,
como la vida que das y brotará sin fin.

 
Repartirás tu pan , tu cuerpo es,
 y ofreceremos la oración. 
Se beberá de Ti, tu sangre es,
amor sin fin, el que nos das. 

Repartirás tu pan, tu cuerpo es,
 y ofreceremos la oración. 
Se beberá de Ti, tu sangre es,
amor sin fin, el que nos das. 
Tu cuerpo y sangre son.
 
Crece la oración, 
la devoción y el gozo en mí.
Mi trabajo ofrezco hoy sin a cambio pedir.
Hay que mantener 
la unión en torno a tu amor,
pues la fe sale de tu grandioso corazón.

 
Estribillo
 

Santo Händel

Santo,    Santo, 
Santo es el Señor,
Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra
de tu Gloria, Hosanna.

 
(Hosanna, Hosanna,
Hosanna, en el cielo.) (Bis)
 
Bendito el que viene
en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo, Hosanna.

 
Estribillo 
 
Nota: Pausa entre estribillo y segunda estrofa.

Cordero de Dios Versión del canal Iván Navarro AgÜero

(Cordero de Dios que quitas
el pecado del mundo,) (bis)
(ten piedad de nosotros,
de nosotros ten piedad.)(Bis)   

(Cordero de Dios que quitas
el pecado del mundo,) (bis)
(ten piedad de nosotros,
de nosotros ten piedad.)(Bis)   

(Cordero de Dios que quitas
el pecado del mundo,) (bis)
(danos la paz,
danos la paz.)(Bis)   

Toda la Tierra espera Alberto Taulé y Roberto Soler

Toda la tierra espera al Salvador,
el surco abierto, a la obra del Señor;
es el mundo que lucha por la libertad,
reclama justicia y busca la verdad.

Dice el profeta al pueblo de Israel:
“De Madre virgen ya viene el Emmanuel,
será "Dios-con-nosotros", hermano será,
con Él la esperanza al mundo volverá.

Cerros y valles habrá que preparar,
nuevos caminos tenemos que trazar;
el Señor está cerca, hay que irlo a encontrar,
todas las puertas abrir de par en par.”

En un pesebre, Jesús apareció
pero en el mundo es donde nace hoy,
vive en nuestros hermanos, con ellos está,
vuelve de nuevo a darnos libertad

Dijiste "sí" Luispo (P. Luis Poveda Talavera)

 
Versión Parroquia san Bruno-Misa de 20h:
 
Intro:
    

Dijiste "sí" 
y la tierra estalló de alegría.
Dijiste "sí"
y en tu vientre latía divina la Salvación.

 
Hágase en mí, de corazón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

(María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
 en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de Dios Redentor.)(Bis)
(Si se termina aquí el canto, en el bis: 
primavera de Dios Redentor.)
 
Gabriel tembló, 
conmovido con tanta belleza,
Madre de Dios, 
cuélame en tu mirada de amor de la Anunciación.

 
Hágase en  mí, de cora zón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

(María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de un Dios Redentor.)(Bis)
(Si se termina aquí el canto, en el bis: 
primavera de Dios Redentor.)
 
Nota: en el estribillo final, sea cuando sea, 
en el bis, la segunda voz dice: Ave María.

 
Versión original:
 
Intro:
    

Dijiste "sí" 
y la tierra estalló de alegría.
Dijiste "sí"
y en tu vientre latía divina la Salvación.

 
Hágase en mí, de corazón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
 en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de Dios Redentor.
 
Gabriel tembló, 
conmovido con tanta belleza,
Madre de Dios, 
cuélame en tu mirada de amor de la Anunciación.

 
Estribillo final (bis):
Hágase en  mí, de cora zón,
la voluntad de mi Señor.
Que se cumplan en mí cada día
los sueños de Dios.

María, 
las tinieblas se harán mediodía
a una sola palabra que digas,
en tus labios alumbra ya el sol.

María, 
la doncella que Dios prometía,
un volcán de ternura divina,
primavera de un Dios Redentor.
(en el bis: primavera de Dios Redentor.)
 
Nota: en el estribillo final, en el bis,
la segunda voz dice: Ave María.