Con una sonrisa puedo comprar
todas esas cosas que no se venden.
Con una sonrisa compro la soledad
del que marcha solo por el camino.
Con una sonrisa puedo comprar,
la mirada dura de mi enemigo.
Con una sonrisa compro el dolor de aquél,
que dejó en la tierra su corazón.

 
Y compraré, compraré,
el llanto de los niños compraré, compra
el hambre del mendigo que igno
Y compraré, compraré,
aquellos pies descalzos que pisé, compraré.
Con solo una sonrisa compraré.
 
Con una sonrisa puedo comprar,
la mirada triste del que se marcha
y el futuro incierto de aquel que se quedó
sólo con la noche y con la mañana.
Con una sonrisa puedo comprar,
todas esas cosas que no se venden.
Con una sonrisa compro la libertad
del que vive preso por el dolor.

 
Estribillo