El pan que compartimos al comer
y el vino que compartimos al beber
son símbolo de unión,
son símbolo de amor,
son símbolo de lo que Tú nos
enseñaste a ser.
 
Tú nos has ofrecido tu cuerpo
y nos has ofrecido tu sangre
como signo de lo que nosotros
debemos hacer.
Ofreciendo nosotros la vida
ayudando a vivir a los otros
ya podemos sentarnos contigo
a comer y a beber. 

 
Estribillo
 
Con tu cruz construiste un camino, 
una forma distinta de vida, 
y nos pides que estemos contigo 
en tu forma de amar. 
Con tu sangre lavaste las dudas 
que surgieron en nuestro camino, 
y es tu vida la que nos enseña 
una nueva amistad.

 
Estribillo
 

  • Momento
    Ofertorio
  • Tiempo litúrgico
    Ordinario
  • Misa de familias