Lavaré mis ojos en las aguas de Siloé,
para ver el rostro del caminante de Nazareth.
Se abrirán mis ojos y se hará la luz,
para ver en todos el rostro de Cristo, Jesús,
para ver en todos el rostro de Cristo, Jesús.
 
Ciego soy, ciego voy,
a lo largo del camino,
sin poder reconocer
los que marchan conmigo.
Pero esta oscuridad
que no tiene amanecer,
se vuelve un grito en la no che.
Jesús, que yo pueda ver.

 
Estribillo
 
Tanto tiempo medigando 
amor y seguridad
en las sombras aguardando
sin saber quién llegará.
Pero vi al Esperado
y esta sed de amanecer
se vuelve un grito en la noche.
Jesús, que yo pueda ver.

 
Estribillo
 

    Alternativo
  • Momento
    Comunión
  • Tiempo litúrgico
    Cuaresma
  • Comentario
    Basado en el texto del Evangelio: Jn 9, 7
  • Misa de familias