De todo corazón te doy gracias, Señor,
yo te canto aún en medio del peligro
porque sé que tu amor y tu fidelidad
son ahora y por siempre compañeros de camino.
Cuando digo tu Nombre fortaleces mi alma,
tu promesa desbordó todo aquello que esperaba.

 
Gracias, Señor,
gracias, Señor.
Gracias, Señor,
de todo corazón.
 
Que todos los pueblos te alaben, Señor,
que hagan vida tu Palabra, que contagian tu alegría,
porque has puesto los ojos en el pobre y sencillo
y rechazas la injusticia que oprime a tus hijos.
Cuando digo tu Nombre fortaleces mis pasos,
sé que no abandonarás la obra de tus manos.

 
Estribillo
 
De todo corazón te doy gracias, Señor,
que todo el Universo proclame tu armonía.
Los cielos tocarán, las estrellas danzarán
y todos los seres cantaremos tu grandeza.
Cuando digo tu Nombre fortaleces mi espíritu,
Tú me haces entonar un canto de alegría.

 
Estribillo